Detectives Privados

La Ley 23/1992 de 30 de julio de Seguridad Privada y su desarrollo en el R.D.2364/1994, el detective privado, a solicitud de personas físicas o jurídicas, se encargará:

A estos efectos se considerarán conductas o hechos privados los que afecten al ámbito económico, laboral, mercantil, financiero y, en general, a la vida personal, familiar o social, exceptuada la que se desarrolle en los domicilios o lugares reservados. En el ámbito del apartado tercero se considerarán comprendidas las grandes superficies comerciales y los locales públicos de gran concurrencia.

Nuestros servicios son ejecutados con la celeridad, disponibilidad e integración, que hoy en día nos permite la eficaz y correcta aplicación de las Nuevas Tecnologías como la Electrónica, Informática, Fotografía, Laboratorio, Telecomunicaciones, etc., en el campo de las Ciencias de la Criminalística y la Criminología.

Actuamos en los distintos procesos de un hecho acaecido para su esclarecimiento, con la finalidad de ayudar a la víctima/imputado o perjudicado/beneficiado, con el único propósito de buscar y proporcionar las pruebas “Evidencia Científica” que permita encontrar a los responsables de un delito o daño causado o bien exculpar al imputado/investigado que por circunstancias subjetivas (ej. declaración basada en presunción, atestado policial,  informe pericial de contrario, etc.)  Permitiendo el esclarecimiento de un hecho o suceso acaecido.

Puede contratar nuestros servicios o solicitar más información, poniéndose en contacto a través de este formulario.

[recaptcha]